Casi tres lustros después Jacarandá cambia de casa

Casi tres lustros después Jacarandá cambia de casa

En una emotiva ceremonia que contó con la presencia de autoridades, docentes y alumnos de la Escuela Especial Jacarandá se despidieron de sus históricas dependencias de calle Maipú y cerraron las puertas de lo que fue su primera residencia para mudarse a un inmueble más amplio, pero de transición.

Durante las últimas horas de funcionamiento en sus viejas dependencias, la comunidad estudiantil recibió la visita del Alcalde Iván Infante y el jefe del Departamento de Educación (DAEM) Pablo Espinoza, quienes llegaron a saludar a los estudiantes y acompañarlos en el trayecto hacia el nuevo domicilio estudiantil.

La escuela Jacarandá, única en la provincia en la categoría de educación especial, quedó de esa forma radicada en el inmueble donde funcionó el Jardín Infantil Girasol, aunque de manera transitoria, porque la Municipalidad de Pica iniciará en septiembre próximo los trabajos correspondientes a la construcción de un inmueble definitivo, un proyecto cuya inversión bordea los 800 millones de pesos.

“La construcción de ese edificio nuevo se encuentra en la fase de revisión del proyecto final, que vamos a revisar este viernes en el Ministerio de Educación, para aprobar el inicio de las obras”, explicó el jefe del DAEM.

Por su parte el Alcalde Infante se mostró feliz con este avance, porque  –dijo–  “es nada más y nada menos que lo que se merecen nuestros alumnos especiales”.

La escuela sostiene un proyecto de integración basado en el reforzamiento en materias específicas, a través del trabajo de docentes especialistas, además de profesionales de las áreas de psicopedagogía, psicología, asistencia social y kinesiología. Atiende las necesidades educativas especiales (NEE) de sus alumnos en los ámbitos intelectual, de trastornos motores y trastornos de comunicación y relación con el medio.

Close